julio 17, 2008

Adiós, que ya no te quiero ver más I

.
Por alguna razón hoy tengo melancolía
No sé,
pero creo que me gusta un poco

Tal vez por eso te escribo esta noche
Y dime lo que quieras pero sin voz
Para saber así, que es lo que quieres

Yo te regalo mi melancolía
Para ver si así puedo terminar los versos,
que ya no quiero escribir
Los que encuentro incrustados en las paredes,
de los recuerdos de un pasado añorado

Hoy como ayer estoy solo
Tan solo como el sereno
o como la misma soledad
de abril y del resto del año
E imagino que estás en tu casa
Viendo el cielo en una vida
Y creyendo que todas las estrellas en una cama alcanzan
Pero no es así
El mausoleo se derrite con las lágrimas

Y la verdad es muy simple
[Dicen los sabios]
Pude escribir los versos más bellos
Con las palabras más dulces
Con las figuras más delgadas
Pero eso no es nada
No es lo que quiero
No es lo que puedo decir
Mejor te escribo una verdad

Y la verdad es que adiós
.
.

6 Los Crucificados que comentan!:

andrés dijo...

A veces solo se puede decir adios, No mas... no mas!!!

Amorexia. dijo...

Simple y conciso, no hay nada mas que decir.

¿Serás, amor un largo adiós que no se acaba?
Vivir, desde el principio, es separarse.
En el mismo encuentro con la luz, con los labios,
el corazón percibe la congoja
de tener que estar ciego y sólo un día.
Amor es el retraso milagroso
de su término mismo:
es prolongar el hecho mágico
de que uno y uno sean dos, en contra
de la primer condena de la vida.
Con los besos,con la pena y el pecho se conquistan,en afanosas lides,
entre gozos parecidos a juegos,días, tierras, espacios fabulosos,
a la gran disyunción que está esperando,
hermana de la muerte o muerte misma.
Cada beso perfecto aparta el tiempo,
le echa hacia atrás, ensancha el mundo breve
donde puede besarse todavía.
Ni en el lugar, ni en el hallazgo
tiene el amor su cima:
es en la resistencia a separarse
en donde se le siente,desnudo altísimo, temblando.
Y la separación no es el momento
cuando brazos, o voces,se despiden con señas materiales.
Es de antes, de después.
Si se estrechan las manos, si se abraza,
nunca es para apartarse
es porque el alma ciegamente siente
que la forma posible de estar juntos
es una despedida larga, clara
y que lo más seguro es el adiós.

Pedro Salinas.

Alejandro Trejos C. dijo...

Excelente final

Capitán Melcocha dijo...

ah, mae...que rico tener el valor personal de decirle a alguien adios..y mucho mejor el instante después en que ese adios se convierte en dulce libertad!!

Ronin dijo...

La melancolia es la alegria de estar triste, el Adios es parte de la vida, es cerrar un circulo y seguir caminando!
Muy buen Post

Lilith dijo...

"Por alguna razón hoy tengo melancolía
No sé,
pero creo que me gusta un poco"

A mí también me gusta, a veces...

Nuevamente, me maravillan tus palabras!!! Saludos!!!

 
El Crucificado Blog Ə | 2008 - 2008 | Derechos de El Crucificado