marzo 16, 2009

La Puerta de las Ruinas de la Especie III

Las Ruinas de la Especie III
VIII
La puerta

.
En su apartamento la puerta no tiene seguro, no tiene nada, y la explicación para ello es muy sencilla y al mismo tiempo obvia y deprimente, no existe razón para que alguien llegue a su puerta, de que alguna persona lo visite, no tiene amigos, incluso sus vecinos no saben que él vive ahí, para la gente ese es un lugar inhabitado, vacío desde que se construyo, nadie nunca toca a su puerta, ni siquiera los ladrones tienen razón para acercarse a ese apartamento, como si supieran que dentro no hay nada de valor.
.
La puerta del apartamento número 9 es solitaria y taciturna, como su dueño, que es el único que la ha tocado durante las últimas décadas, sus bisagras gruñen cada vez que se abren y se cierran, que no es muchas veces al día, ni siquiera el viento se atreve a pasar al apartamento, la soledad y el enclaustramiento son el mejor repelente.
.
Durante los días de verano a veces se logran colar por la puerta semiabierta algunos rayos de sol, pero cuando él se da cuenta de ello, inmediatamente la cierra fuertemente, y los insípidos rayos corren hacía afuera para no quedarse encerrados en ese lúgubre lugar, para no perderse en ese abismo de oscuridad incierta y tenebrosa.
.
La puerta se abre pocas veces durante el día, incluso durante varios días puede que no se abra, como en el mes de octubre, que se abre la solo una vez por semana, y eso es algo que solo se puede explicar por alguna de sus psico-obsesiones compulsivas.
________
.
Para leer Anterior: VII Las Cartas Click Aquí
Para leer Primera Parte: Las Ruinas de la Especie I Click Aquí
Para leer Segunda Parte: Las Ruinas de la Especie II Clic Aquí
.

6 Los Crucificados que comentan!:

Mario dijo...

Vi el nuevo post, pero para entenderlo leí la historia completa (al menos lo que has publicado). ¡Excelente!, debo decir que se nota un gran avance en tus escritos (eso a mi modo de ver), los primeros no me parecieron tan atratactivos, pero ahora están geniales...
Sigue escribiendo (y describiendo) ese mundo en ruinas...
Saludos...

Zarela dijo...

Este compadre es buena tela, hace lo que el quiere, cuando él lo desea segun sus pautas, no copia nada, él las crea, eso de abrir la puerta solo cada semana en octubre, es super personal, yo no ire otro día en su semana a golpear su puerta, porque me parece que él es feliz así. Me encantó el relato. Me ha recordado mis manías.

delfin en libertad dijo...

En pocas palabras una vida muy singular, definitivamente a su manera. Muy bueno el relato.

Amorexia. dijo...

Aveces creo que un mal comentario puede echar a perder un excelente texto.

saludos desde mi ausencia.

Casa de Los Cuentos dijo...

Hola El Crucificado

Al amanecer, antes de salir de casa, leo un cuento. Luego, dentro de una botella bien tapada lo lanzo al mar y así dejo un rastro para poder regresar. Preparo entonces un morralito y me voy de paseo por la red en busca de contadores de cuentos, letras nuevas, fabuladores, nuevos amigos, para aprender y compartir.

Esta semana la estoy dedicando a leer escritoras contadoras de cuentos y me he encontrado cosas maravillosas que deseo compartir. Te invito para que pases por mi Casa, espero que lo que estoy leyendo te guste tanto como a mí.

Saludos desde Mérida-Venezuela.
Jabier.

Dica dijo...

Tuve que leer todo desde el principio!!!

Vivir la vida a su manera... que lindo debe ser... sin influencias sin conflictos simplemente como se quiere...

Saludos

 
El Crucificado Blog Ə | 2008 - 2008 | Derechos de El Crucificado